Entraron a robar a la casa de Jorge Lanata en Uruguay

Espectáculos 18 de julio de 2022 Por LPTV
Ocurrió el domingo, durante la grabación de “Periodismo Para Todos”. Hay un detenido y la policía de Maldonado busca a un cómplice. Las cámaras grabaron todo.
Jorge Lanata
Lanata habló sobre el avión retenido en Ezeiza, la llegada de Scioli al Ministerio de Producción y el viaje a Miami

Mal momento para Jorge Lanata. Este domingo, mientras se encontraba grabando Periodismo Para Todos (eltrece), dos ladrones entraron a robar en su casa en José Ignacio, en Uruguay. Uno de ellos fue detenido por la policía uruguaya. Por estas horas, se busca a su cómplice.

Lanata y su familia pudieron ver la secuencia a través de las cámaras de seguridad, antes de que fueran cortadas por los mismos delincuentes. Según las primeras investigaciones, no se llevaron objetos de valor, pero sí dejaron todo revuelto tras entrar por una ventana de la cocina.

Cuando confirmaron su casamiento, Jorge Lanata y Elba Marcovecchio posaron en la casa de José Ignacio para la Revista Ca
Cuando confirmaron su casamiento, Jorge Lanata y Elba Marcovecchio posaron en la casa de José Ignacio para la Revista Caras. 

   

Jorge Lanata habló del robo en su programa de radio:

Jorge Lanata suele tener un ida y vuelta sincero con los oyentes de Lanata sin filtro (Radio Mitre), en las buenas y en las malas, como en este caso. Es por eso que no esquivó el tema y le contó a su audiencia lo que sucedió en su casa de Maldonado, a la que bautizó “The Old Man and The Sea”, es decir “El viejo y el mar”, un homenaje a Ernest Hemingway y su libro homónimo.

“No pasó nada. Cortaron las cámaras y la alarma sonó, vino gente de la empresa. Habían entrado por la ventana de la cocina, revolvieron todo, imagino que buscando guita. Y no encontraron porque no iba a dejar guita ahí, no tenía ningún sentido”, apuntó el periodista, desconcertado ante la extraña actitud de los delincuentes.    

Jorge Lanata estaba grabando el programa "Periodismo Para Todos" mientras asaltaban su casa en José Ignacio.
Jorge Lanata estaba grabando el programa "Periodismo Para Todos" mientras asaltaban su casa en José Ignacio. 

Jorge confirmó en diálogo con su colega Rolando Barbano que en ese momento la casa estaba vacía. “Eran dos tipos, los tenemos en las cámaras”, aseguró.

“Mirá vos la policía uruguaya: a la hora y pico detuvieron a uno. Y obviamente, si tienen a uno, están a nada de detener al otro”, reveló.

El periodista confirmó que no se llevaron ninguna obra de arte de la casa. “No creo que hayan sabido que era mi casa. Porque, yo chorro, si entro a robar una casa, prefiero que sea la de otro porque al no ser conocido es más fácil que no me busquen. Era obvio que si agarraban mi casa, a los 10 minutos estaba todo el mundo”, dijo con seguridad.

97Arrestaron a uno de los protagonistas de la serie “Glee”

Lanata: “Estos 110 jubilados cobran la mínima y juntos suman los $4 millones de las pensiones de Cristina”


En su monólogo, el periodista reunió un centenar de ancianos para que cuenten cómo viven. También habló de la suba del dólar tras las primeras semanas de Batakis en el Ministerio de Economía y de la relación del Gobierno con los movimientos sociales.

Cristina Kirchner cobra dos jubilaciones vitalicias por mes. Son 4.100.000 pesos, lo que equivale a 110 jubilaciones mínimas de 37.525 pesos. Cobra una pensión como expresidente y otra como heredera de un expresidente.

Los 110 jubilados cobran la mitad de la canasta básica, que es en junio 71.710 pesos. Cuando te contamos estas cosas vos podés asombrarte pero en un punto te hablamos de una ficción. 110 jubilados por una persona.

Fijate que distinto es escucharlo así: Cristina Kirchner cobra cuatro millones, es el equivalente a lo que cobran 110 personas, que es la mitad de lo que necesitan para comer.

¿Sabés que creo? Que no hace falta decir nada más.

Terminó otra semana tranquila en Narnia. El dólar cerró a 293, el riesgo país superó los 2700 puntos. El lunes Batakis le dio un mensaje a los mercados, pero se ve que no les llegó: se deben haber quedado sin wifi.

El acuerdo entre Cristina, Alberto y Massa estaba atado con alambre y ahora con los faltantes tampoco hay alambre.

Cristina no quiere mostrarse con Alberto, los gobernadores tampoco; los intendentes, menos. Parece que Litto Nebbia anda diciendo que no compuso “La balsa”, solo para despegarse de Alberto.

De repente todos se empezaron a pelear por Batakis. Pesce dijo que la había puesto él, después no se sabía si había sido Scioli o Wado de Pedro y ahora, cómo si algo faltara, salió Aníbal a decir que fue él. Batakis viene a ser como las cajas de pirotecnia de navidad: la pusieron y salieron todos corriendo.

Batakis no encaja en este gobierno: porque ella propone vivir con lo nuestro, y el kirchnerismo prefiere vivir con la nuestra. Queda claro que Batakis sigue la línea de Guzmán, sobre todo en la parte de la sarasa. La ministra de Economía recibió una sola muestra de apoyo: la llamó Zelensky desde Ucrania para decirle que no le gustaría estar en su lugar.

No queda en claro si Cristina apoya o no las medidas de la ministra. Batakis dice que antes de anunciarlas se las comenta, pero cuando lo hace Cristina se tapa los oídos y dice “Na-na-na-na no te escucho”.

Muchos militantes k están desorientados porque no saben qué decir sobre las medidas de Batakis. En los chats militantes se están debatiendo otros temas centrales como la interna en Boca y los pumas sueltos de Villa Gesell.

Después de juntarse con Cristina en el Senado, la CGT confirmó una movilización para el 17 de agosto pero, escuchá: la marcha no enfrentará al gobierno. ¿Y a qué van? ¿a pedir por la paz mundial?¿por el calentamiento global? ¿por la matanza de ballenas?

La sábana es corta y todos tironean de un lado y de otro. La cosa es así: están los piqueteros que quieren más plata, los sindicatos que aumenten las paritarias, la clase media que no quiere más impuestos, el mercado que quiere un ajuste, el campo que no quiere más retenciones, los supermercados que quieren que los dejen aumentar, el Fondo que quiere que le garpen, Cristina que quiere que impriman, y Alberto que no quiere más lola.

Te puede interesar