Amelia, la ama de casa que cubrió a su hijo femicida

Policiales 13 de julio de 2022 Por LPTV
La mujer, de 56 años, fue condenada por "homicidio doblemente calificado". El femicidio ocurrió en agosto de 2019 en la localidad de Lima, Buenos Aires.
2022-13-07-femicidio-zarate-amelia-lezcano-1386219
Foto Perfil

Amelia Itatí Lezcano recibió la misma condena que su hijo femicida: prisión perpetua. Esta ama de casa de 56 años, que llegó en libertad al juicio, lo ayudó a deshacerse del cuerpo de su nuera, limpió la escena y hasta se sospecha que habría lavado las prendas de vestir manchadas con sangre. 

En agosto de 2019, Lezcano recibió el llamado de su hijo, Carlos Hernán Entivero (39), que se había mudado a la localidad de Lima, un pueblo de 10 mil habitantes perteneciente al partido bonaerense de Zárate. Allí vivía con su pareja, Stella Maris Ramírez (26) y su hijita de 6 años. La mujer estaba a unos 700 kilómetros, en su casa de San Roque, provincia de Corrientes, pero enseguida juntó sus cosas y fue a su encuentro.

Carlos había asesinado a Stella Maris, pero buscó la impunidad y para ello contó con la ayuda de su madre. El viernes 2 de agosto de ese año la pareja mantuvo una fuerte discusión, según reconoció una amiga y vecina de la víctima. Pero recién varios días más tarde, en el barrio Granja 8 de Lima, supieron que Stella Maris había desaparecido.

La familia de esta mujer, que vivía en la provincia de Chaco, viajó a Buenos Aires. Estaban preocupados porque no tenían noticias de ella. El martes 13 de agosto radicaron la denuncia por averiguación de paradero. Ya habían pasado once días de aquella violenta pelea.
  
Durante ese tiempo, el marido de Stella Maris se deshizo del cuerpo y se fue preparando para el día que la Policía llamara a su puerta para conocer su versión de los hechos. 

“Sí, por favor. Pasen y revisen todo”, les dijo Entivero a los efectivos que el jueves 15, cuando una comitiva policial llegó con el oficio de allanamiento firmado por la jueza de Garantías de Zárate-Campana, Graciela Adriana Cione, a su domicilio de la calle 60 N°206.

Entivero, que trabajaba en el puerto de Lima como operario de una retroexcavadora vial, explicó que su mujer se había ido de su casa con su hija de 5 y que no supo más de ella. 

Los investigadores ya habían hablado con sus vecinos. Uno de ellos, por ejemplo, apuntó que el hombre había realizado una fogata, y otro recordó haber visto a la suegra de Stella Maris los días posteriores a la pelea.

Amelia había viajado en colectivo a Zárate el sábado 3 de agosto, un día después de la desaparición de su nuera. El lunes siguiente su hijo la llevó hasta su casa, a bordo de su camioneta. Entivero también trasladó a su pequeña hija de 5 años, que quedó al cuidado de su suegra.

Los investigadores del caso advirtieron que el acusado había pedido siete días de vacaciones en su trabajo, curiosamente la semana posterior a la desaparición de su esposa. 

En la casa de Lima, donde se presume asesinada Stella Maris, los peritos de la Policía Científica detectaron huellas de sangre en las paredes de la habitación matrimonial, el piso, las sábanas y frazadas de la cama de dos plazas, el interior del lavarropas y hasta la caja de la camioneta Fiat Strada del marido de Stella Maris.

Hallazgo y autopsia

El cuerpo de Stella Maris, finalmente, fue hallado el miércoles 21 de agosto de 2019 por un grupo de pescadores. Estaba flotando a la altura del kilómetro 130 del río Paraná, cerca del Club de Pesca Lima. Sus familiares la reconocieron por un tatuaje de tres estrellas que tenía en el hombro derecho.

La operación de autopsia reveló que murió entre tres y cuatro días después de su desaparición. El cadáver presentaba un corte profundo en el estómago, pero también fue atacada a golpes.

Las pruebas recolectadas alcanzaron para pedir las detenciones de su marido y su suegra. Entivero fue arrestado y acusado por el delito de homicidio agravado por femicidio. Su madre siguió sus pasos, pero en un principio a ella sola la imputaron por encubrimiento.

Al juicio, en el que ambos fueron condenados por "homicidio doblemente calificado”, sólo llegó detenido el femicida. Su madre fue excarcelada pero este miércoles 13 de julio el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 de Zárate, integrado por los jueces Federico Martinengo, Guillermo Guehenneuf y Gustavo Pérez, ordenó que la detengan. Para la familia de Stella Maris se hizo Justicia.  

campo-oposicion-20220713-1386199La oposición respaldó el paro del campo en todo el pais

Te puede interesar