Solsticio de invierno: los mejores rituales para renacer

General 20 de junio de 2022 Por Lucas del Pozo
Es el día que marca el comienzo de una nueva estación. Además, será la noche más larga del año. Su significado y ritos ancestrales para este invierno
solsticio-de-invierno-2022-que___nv3ign2i2_1256x620__1
Archivo

Este 21 de junio se produce el solsticio de invierno en el hemisferio sur de nuestro planeta.

Ese día, además de comenzar invierno, es especial ya que será la noche más larga del año y la jornada de luz más corta. Las temperaturas bajarán cada vez más y los días serán más oscuros hasta que, a partir de esta fecha, el Sol deja de bajar para comenzar, poco a poco, a regresar hacia el Sur de la Tierra.

Así, con el pasar del tiempo, volverán la luz y el calor, la tierra reverdecerá, las plantas florecerán y la esperanza volverá al mundo.

Cuál es el significado del solsticio de invierno: ritos ancestrales

El solsticio de invierno nos abre la puerta al momento más "pasivo" del año, un tiempo de preparación en el que debemos retomar fuerzas y purificarnos para arrancar con energía la primavera.

Para una gran cantidad de culturas, el comienzo de esta estación representa una época de renovación y renacimiento, por lo que se desarrollan diversas celebraciones y ritos alrededor del mundo.

En Argentina, desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, las culturas autóctonas celebran este evento con rituales de cambio, de inicio de un nuevo ciclo tanto de la naturaleza como del ser humano.

937x553_602181_20220620104553Rescatan a 16 mujeres víctimas de trata en Corrientes

En este sentido, los pueblos originarios reconocen y honran el orden cósmico y las leyes de la naturaleza. Los mapuches veneran el regreso del sol con festejos tales como el Wiñoy xipantu o el Machaq Mara.  

En el norte del país y en el Cusco, se celebra “el Inti Raymi” o la fiesta del Sol, un festejo de carácter sagrado, ceremonial y cíclico, en el que reconocen el momento de renacer del tiempo y de retorno a uno mismo.

Archivo

Durante el Inti Raymi se protege el Willka Nina (el fuego sagrado) toda la noche y se lo acompaña bailando, jugando y cantando. De esta manera, buscan fortalecer sus lazos. Luego, reciben la salida del Sol con los brazos extendidos hacia él.

Los mapuches, por su parte, celebran We Tripantu ("nueva salida del Sol y la Luna”), el año nuevo o la noche más larga del año, y lo honran por ser el momento en que el Astro Rey comienza a recuperar su fuerza y empuja a la tierra a renacer.

Entonces, aprovechemos esta fuerza y pongamos en acción estos rituales para aprovechar toda la energía de este día.

Rituales y ceremonias para renacer

Renovación energética

​Preferentemente durante las primeras horas de este martes 21 de junio -si no es posible, se puede hacer de noche-, preparamos un altar con una vela blanca, una taza con té con limón y una cinta amarilla.

En una hoja blanca, detallamos todos aquellos proyectos que queremos iniciar y concretar, anotamos de qué manera pensamos ponerlos en marcha (qué debemos hacer, qué ayuda necesitamos) y todo lo que debemos cambiar o modificar para poder avanzar.

Una vez que terminamos la lista, doblamos el papel en dos y lo sostenemos con nuestras dos manos.

Luego, prendemos la vela, cerramos los ojos y nos visualizamos rodeados de un aura blanca concretando nuestros proyectos. Apretamos fuertemente la hoja y nos imaginamos trasladándole energía con nuestras manos.

Luego de unos minutos, terminamos la visualización y afirmamos: "Gracias, gracias, gracias".

Cuando la vela se apaga, tiramos el té en una maceta o en un lugar con tierra. Guardamos el papel y, si es posible, lo leemos todos los días hasta que se concrete nuestro deseo. 

Ceremonia del té depurativo de jengibre

Este 21 de junio, el día del solsticio de invierno, es una jornada ideal para desintoxicarnos y prepararnos para enfrentar con energía lo que nos queda del año.

Por la mañana, preparamos una jarra de té de jengibre, una bebida energizante y depurativa.

¿Cómo se prepara? Ponemos agua a calentar, una vez que hierve, colocamos trocitos de jengibre y los hervimos durante un minuto. Luego, dejamos el líquido en reposo y tras unos 15 minutos sacamos los pedacitos de jengibre.

A lo largo del día, tomamos tres tazas de este té. Lo mejor es no endulzarlo, pero si queremos hacerlo, lo mejor es emplear miel. 

​​Cada vez que bebemos esta infusión, tratamos de hacerlo en un entorno tranquilo. Relajados, nos visualizamos rodeados de una aura dorada que nos trasmite energía para resurgir.

Te puede interesar

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar