Cristina Kirchner reaparecerá en un acto de la CTA

Política 20 de junio de 2022 Por LPTV
La vicepresidenta cerrará esta tarde un plenario que encabeza el diputado Hugo Yasky. Se espera un discurso crítico de la economía nacional.
7I4NHIQ7TZFPHBMHPCWVQOR2AU
ACTO SINDICAL Cristina Kirchner y Hugo Yasky compartirán escenario en el plenario de la CTA.

Si Alberto Fernández tuvo su acto de respaldo por parte de un sector sindical, Cristina Kirchner tendrá uno organizado por sus gremialistas más afines este lunes, cuando cierre un plenario de la Central Argentina de Trabajadores (CTA), encabezado por Hugo Yasky, quien anticipó que la Vicepresidenta “tiene una mirada crítica sobre un presente del que va a hablar”.

“La palabra de Cristina es esperada en un momento en que tenemos que conciliar dos objetivos que la derecha plantea como contradictorios, que son, por un lado, un direccionamiento virtuoso de la economía para apuntalar el crecimiento y, por otro, mejorar la distribución de la riqueza”, destacó el sindicalista y diputado nacional enrolado en el ultrakirchnerismo.

El acto tendrá lugar a las 16 en el Parque de la Estación, en Avellaneda, y contará con la participación de 1800 delegados de todo el país y la presencia del ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi. Están invitados, además, el titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, alineado con el kirchnerismo, y el cotitular de la CGT Pablo Moyano, de Camioneros.

El discurso

La expectativa está puesta en el discurso de Cristina Kirchner ya que será su reaparición tras el acto por los 100 años de YPF, a principios de junio, en el que le pidió a Alberto Fernández que “use la lapicera” para administrar las tensiones sociales “en favor de las grandes mayorías” y al día siguiente logró que echaran a Matías Kulfas del gabinete. Se espera que la Vicepresidenta vuelva a embestir contra la política económica del Gobierno, que ella integra, a partir de la consigna del plenario: “La vigencia de Belgrano. Estado, mercado y precios: producción, trabajo y política social en una Argentina bimonetaria”.

El sesgo del acto será netamente contrario a Alberto Fernández y al ministro de Economía, Martín Guzmán. Será la contracara del acto en favor del Presidente, organizado el 20 de mayo pasado por Gerardo Martínez, líder de la UOCRA, y en el que se deslizaron críticas contra Cristina Kirchner: por ejemplo, cuando el sindicalista de la CGT consideró que la solución de los “problemas estructurales” de la Argentina “se resuelven con gestión y no con debate ideológico”.

Por su parte, Yasky se convirtió en un duro crítico del Presidente: hace un mes dijo que “en la distribución de la riqueza, éste es un gobierno ausente, sin ideas y, sobre todo, sin coraje político”. Además, cuestionó “el idilio permanente de Guzmán con el grupo de empresarios poderosos” y sostuvo que “la recomposición de salarios con dosis homeopáticas no sirve”, por lo cual advirtió: “Estamos reclamando un aumento general de salarios y eso al ministro le entra por un oído y le sale por el otro”.

Poco después, el diputado y sindicalista consideró que “dentro del Gobierno hay sectores que quieren imponer cierto conformismo social, que sería suicida”, y agregó: “No se puede dejar de mencionar el atraso de los salarios, la necesidad de establecer un aumento general para todos los gremios o actualizar jubilaciones”.

Para Yasky, el Gobierno “no tiene iniciativa o en algunos casos la iniciativa consiste en obturar, en retardar las acciones”, tras lo cual apuntó contra los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Economía, Martín Guzmán: “No entiendo el ministro de Trabajo cómo no plantea la actualización de haberes jubilatorios y el ministro de Economía va al Llao Llao, se reúne con el Círculo Rojo y ahí no se habla de la remarcación de precios, de la especulación”. “En estos temas -resaltó- ha sido lamentable (la gestión del Gobierno) porque hay una distancia de la penumbra cotidiana de la gente”.

El líder de la CTA kirchnerista promueve una movilización callejera contra “los formadores de precios”, en sintonía con el moyanismo y el sindicalismo K que integra Palazzo. “Hay que ponerle límites a los empresarios inescrupulosos que remarcan precios todos los días -dijo Yasky-. Es la única manera de que el salario de los trabajadores rinda”.

La CTA kirchnerista de Yasky es una de las tres centrales obreras de la Argentina: también existe la CTA Autónoma, que lidera Ricardo Peidró (visitadores médicos) y tiene una impronta combativa, y la Confederación General del Trabajo (CGT), que conduce un triunvirato integrado por Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (estaciones de servicio) y Pablo Moyano.

Fuente: Infobae

imagepngTurismo: 2,3 millones de turistas se movilizaron

Te puede interesar

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar