Cuándo llega a la Argentina la pastilla contra la alopecia

General 15 de junio de 2022 Por LPTV
El tratamiento para la caída del cabello fue aprobada en Estados Unidos. Es para el diagnóstico de una enfermedad autoinmune que la provoca.
5R4XI4UB35EA5JWLPTWO47FRWM
Archivo

Mientras que nadie puede decir que nunca en la vida tuvo un instante de angustia al ver un mechoncito en la almohada o en el peine –algo que es normal y hasta estacional– la alopecia es una enfermedad que apenas tiene una prevalencia de entre el 1% y 2% a nivel mundial. 

Provoca la caída parcial o total del cabello, es así de inusual y viene teniendo mucha prensa desde el chiste de mal gusto del comediante Chris Rock hacia la actriz Jada Pinkett por su cabeza calva, que terminó con una cachetada de Will Smith en plena gala de los Oscar.

U4QL6EXWGZFI3POCCOZYDQTWEMDarío Barassi se enfrentó con una seguidora

La noticia mundial ahora es otra: la Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó este lunes el Baricitinib, que es la primera pastilla para el tratamiento de la alopecia areata severa. Ese es el diagnóstico que tiene la esposa de Smith y por el que ella desde hace años lleva adelante una campaña de aceptación de la imagen de las mujeres que la tienen.

Al ser una enfermedad de la gama de las autoinmune, no hay determinaciones sobre su origen. Se produce cuando el sistema inmune ataca los folículos pilosos y eso provoca una pérdida de cabello en parches, temporal o permanente. La pastilla busca revertir esa caída. Que el pelo vuelva a crecer. Para los afectados por la alopecia areata no existía ningún tratamiento ad hoc para hacer que el pelo volviera a crecer.

tiziano-gravierEl hijo de Valeria Mazza debió ser operado nuevamente

Baricitinib es fabricado por la farmacéutica estadounidense Eli Lilly y tiene el nombre comercial de Olumiant. Pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores de la cinasa de Janus (o JAK, por sus siglas en inglés), que sirven para tratar enfermedades inflamatorias, y la novedad ahora es justamente su aprobación para su uso específico contra la alopecia. Algo que se basó en los resultados de los estudios puntuales en estos pacientes. No en la experiencia de que "servía para la alopecía".

"Desde hace años usamos agentes sistémicos. Corticoides tópicos o espumas (para colocar en la zona de la cabeza donde se cayó el cabello) o intralesionales (en inyecciones, infiltrados), en casos moderados, hasta, en los más severos, corticoides orales, como el metotrexato, ciclosporina, que se usa para la soriasis y sabíamos que funcionaba para la caida del pelo. Lo revolucionario de esta droga es que ninguna de las que veníamos usando estaban aprobadas especialmente para la alopecia. Entonces, es más segura para los pacientes", aseguró la experta en alopecía de la Sociedad Argentina de Dermatología, Eugenia Cappetta.

"Son las primeras drogas utilizadas especialmente para esto", remarca.

La alopecía tiene una base genética que predispone a tenerla si hay antecedentes en la familia. "Pero este ataque inmunológico contra el pelo, por decirlo de una forma sencilla, se ve que puede darse por situaciones estresantes de la vida. Hay un aspecto psicológico marcado. Es difícil decirlo en la primera consulta, pero sugerimos durante el tratamiento iniciar terapia y actividades que ayuden a bajar el nivel de estrés", indica.

No hay datos de prevalencia en Argentina. Según la especialista, "no es porque no haya tantos casos sino por el desconocimiento y la demora hasta llegar a la consulta". Esto hace que los datos se pierdan entre otras especialidades clínicas o, dice, "se tome a la alopecia como un efecto secundario de otra cosa y no una afección en sí misma".

"Los casos están en aumento en el país", afirma Cappetta. En Estados Unidos afecta a más de 300.000 personas cada año.

Cómo funciona la pastilla contra la alopecia

"El sistema inmune intenta 'defenderse' del folículo piloso. Lo rechaza. La clave de entender cómo funciona esta droga aprobada es primero comprender que la alopecia, en los casos leves, es recuperable. Entonces es posible el recrecimiento. Eliminar la acción de que el pelo sea una amenaza", explica Cappetta.

"La caída puede presentarse en 'placas' (que comúnmente los pacientes describen como 'manchones blancos' en el cuero cabelludo) y eso tiene un pronóstico muy favorable ya con las drogas que usamos acá. Del 50% e, incluso, entre los casos más leves, puede haber un recrecimiento espontáneo del cabello. La nueva droga inhibe ese rechazo", sigue.

Sabiendo ya eso, que el recrecimiento es posible, el Baricitinib, o la pastilla Olumiant, fue sometida a estudios específicos contra la "amenaza".

A través de dos ensayos clínicos controlados y aleatorios, patrocinados por la compañía y publicados el mes pasado en The New England Journal of Medicine, en cada uno se dividió a los 1.200 participantes en tres grupos: un grupo que recibiría placebo, otro que recibiría una dosis de dos miligramos y un último que obtendría una dosis de cuatro miligramos, más potente.

Después de 36 semanas, el 40% de los que tomaron la dosis más alta les volvió a crecer el 80% del pelo, en comparación con alrededor del 23% del grupo de la dosis más baja y el 5% del grupo del placebo. Además, cerca del 45% de las personas con dosis más altas también vieron un crecimiento de cejas y pestañas.

¿Puede llegar a la Argentina?

La aprobación de la FDA es importante también para que los seguros cubran estos costosos fármacos en Estados Unidos, que tienen un precio de lista de casi 2.500 dólares por mes, para los pacientes con alopecía.

De acuerdo a Eli Lilly, la FDA sólo emitió aprobación para su uso como tratamiento para alopecia areata en Estados Unidos. Hasta el momento la empresa no contempla que sea sometido en algún otro país de Latinoamérica, indicaron en la empresa.

Cuáles son los síntomas de la alopecia

Esas placas sin pelo, sin piel inflamada ni colorada, en alguna o varias zonas bien definidas de la cabeza. También puede darse una caída más difusa. Y los casos más graves muestran la caída de cejas y pestañas, lo que obliga a protegerse de lesiones oculares por el sol. La alopecía no suele tener otros síntomas. No pica ni duele.

Las drogas que se vienen utilizando en Argentina contra esta caida del pelo son "económicas y fáciles de conseguir". Aún así, como explica la dermatóloga, "es muchísimo mejor ahora conocer cuál es el mejor tratamiento".

wpp-multijpgWhatsApp lanza una función muy esperada por los usuarios

Los efectos secundarios más comunes detectados en estos ensayos específicos incluyeron infecciones del tracto respiratorio superior, dolores de cabeza, acné, colesterol alto y aumento de una enzima llamada creatinina fosfoquinasa. Por esto, los tratamientos anteriores para la alopecia eran considerados experimentales y no se aprobó ninguno.

Baricitinib fue aprobado previamente para el tratamiento de la artritis reumatoidea, y durante la pandemia en todo el mundo su licencia se extendió además para el tratamiento de pacientes internados producto de la enfermedad infecciosa.

Crecen los casos en el país

La experta de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) insiste en que no hay estudios locales sobre la prevalencia de la alopecia en Argentina, pero marca un dato claro del ascenso de casos.

"Cuando un paciente llega a mi consultorio, que soy especialista en alopecia, es porque ya es un caso severo. En el medio, los casos leves y moderados, llegan y se quedan en los consultorios de clínicos o dermatólogos, en general, sin datos estadísticos. Entonces, dentro de mi sesgo, porque yo me dedico puntualmente a esto, si a mí llegan cada vez más casos graves, es porque más pacientes se acercaron a preguntar por esto y sólo algunos fueron derivados. Esto lo veo entre mis colegas: cada vez más alopecia, tanto en hombres como mujeres, y en niños", cierra.

Te puede interesar

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar