Por la alta inflación, el consumo se desplomó 6,7% en mayo

Economía 13 de junio de 2022 Por LPTV
La caída continua del poder de compra de los salarios completa su cuarto mes consecutivo. El acumulado de 2022, de enero a mayo, ya deja resultado negativo
los-datos-del-consumo-del-mes-de-octubre-1105974
Inflación

La caída del poder adquisitivo de las familias comienza a dejar huella en los datos de consumo, por lo que para la segunda mitad del año se espera que la tendencia siga su curso negativo, que; deja ya arroja un resultado de -2,6%, ya que la inflación imparable y el encarecimiento del crédito podrían terminar de frenar el gasto. 

De acuerdo con un informe de Focus Market vía Scanntech (el lector de código en 670 puntos de venta de todo el país) la caída del consumo persiste por cuarto mes consecutivo en mayo.

En el gráfico se puede observar las variaciones del acumulado 2022 (enero-mayo) respecto al mismo período del año anterior, donde se registra una retracción del -2,6% en consumo y crecimiento del 54,7% en facturación. A la derecha se muestran las variaciones mensuales respecto al mismo período del año anterior. Mayo con un retroceso del -6,7%, manteniéndose las variaciones negativas.   

“El consumo en el quinto mes del año desacelera su caída respecto del nivel del mes de abril. Los bonos otorgados por el IFE, el ajuste a jubilados y pensionados, la apertura de paritarias han permitido incrementar las ventas en volúmenes, pero aún con caídas inter anuales. La aceleración de inflación no está pudiendo ser compensada por el nivel de ingresos de los argentinos”, indicó Damián Di Pace, director de Focus Market. 

En el acumulado del año, el área Metropolitana persiste con caída en consumo a tasa doble dígito, en tanto en el interior del país, se mantiene estable a pesar de evidenciar retracción por tercer mes consecutivo. 

"Lo que está sucediendo en el mercado en la última semana no favorece el escenario futuro en materia inflacionaria y consumo en el mercado interno. El incremento del Déficit Fiscal tuvo como respuesta incertidumbre por parte del mercado de mayor necesidad de endeudamiento en moneda local con riesgo de reperfilamiento futuro. El paso de bonos que ajustan por inflación a los dólares paralelos siempre encienden alarmas. El gobierno deberá afrontar a fin de mes una licitación de deuda por más de $ 500 mil millones, si no logra colocarla en el mercado de deuda local, lo que implicará más emisión monetaria con más inflación futura y mayor deterioro del poder adquisitivo de los argentinos" señaló Di Pace.

Qué sucede con el consumo por familia de productos 

Analizando la situación de consumo por familia de productos, todas retroceden: Alimentos, al igual que Cuidado Personal, son las de mayor caída en consumo, mientras Bebidas y Limpieza presentan variaciones negativas de menor magnitud en el acumulado 2022 (ene-may) del 2021. El retroceso de Bebidas es apalancado por las Alcohólicas, quienes caen en consumo -3,3% mientras ganan +1,9% las Sin Alcohol, sostiene el informe. 

Otra medida que propone Polino es: “La Ley que se denomina Observatorio de Precios. Una herramienta que permitiría determinar en qué eslabón de la cadena de cada producto se produce un aumento abusivo o indebido de precios. De modo que el Ejecutivo de turno puede actuar rápidamente sobre ese eslabón de la cadena y restablecer la normalidad. Hoy, como no está en funcionamiento, no sabemos quién es el responsable del mismo”, advirtió. 

Héctor Polino confesó que a la ciudadanía todavía que le queda una medida “muy inteligente” y que se ha usado en varios países e inclusive acá en la Argentina. “El boicot a las compras de determinados productos. Esa metodología la utilizan con mucha frecuencia los consumidores de los países europeos y de los países de la región. Vamos a tener que volver a emplear esa metodología de no comprar determinado producto que aumenta desmedidamente. Por ejemplo: la carne vacuna, la leche, el pan o la yerba mate. El consumidor tiene herramientas pacíficas pero muy efectivas para enfrentar la situación”. 

¿Qué efectos colaterales trae la caída del consumo para la economía argentina? 

“Por un lado, trae para el país una disminución importante en los ingresos de carácter impositivo. Por el otro, el problema es más grave, ya que va deteriorando la calidad de vida de los argentinos que dejan de consumir, por ejemplo; carne vacuna, frutas, verduras, leche y, por otro lado, aumentó el consumo de polentas y harinas, trayendo como consecuencia sobrepeso y obesidad en un sector considerable de la población de nuestro país”, agregó Polino. 

“Hay algo de lo que muy poco se habla, pero que suma gravedad a la caída del consumo. Como consecuencia de pésima alimentación de una parte importante de la niñez argentina de hoy, dentro de algunos años vamos a tener una juventud con un menor grado de desarrollo mental e intelectual”, concluyó Héctor Polino. 

0906trenes-1369418Comenzó venta de pasajes a Córdoba, Rosario y Tucumán

Te puede interesar

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar