Hace ocho años que vive en pareja con una muñeca sexual

Mundo 30 de mayo de 2022 Por LPTV
Amor distinto: El hombre tiene 63 años, gastó 7.000 dólares en la muñeca y dice que hace tríos con ella y otras mujeres. De qué se trata esta forma de vida
de-pareja-con-una-muneca-sexual
El hombre tiene 63 años y gastó 7.000 dólares en la muñeca

El estadounidense David Mills lleva adelante una curiosa relación de pareja. Hace ocho años que tiene como novia a una muñeca sexual. Y reafirma el dicho que dice que sobre gustos no hay nada escrito.

El inglés, de 6 años de edad, acaba de celebrar su octavo aniversario con Taffy, su muñeca con piel de silicona y juntas de acero. Después de dos divorcios, David dice ser feliz con su pareja, que no le exige nada y entrega todo. También admite que cuando cuenta quien es su novia genera diferentes reacciones en la gente.

Dice que ha encontrado ventajas que no imaginó que podía llegar a tener: "Algunas mujeres se encienden sexualmente con la muñeca y eso me permitió hacer tríos junto a Taffy y una mujer de carne y hueso. Es más, algunas mujeres han estado conmigo para compartir a Taffy. En uno de esos encuentro yo lamía el pecho izquierdo de la muñeca y una chica estaba lamiendo el otro. Fue grandioso. Muy caliente. Creo que ella era bi-curiosa”.

David compró el robot sexual en una compañía de California hace ocho años, por 7.149 dólares, y cada tanto paga extras para incorporarle cosas: "Por ejemplo aboné 450 dólares para adherirle pecas y hacerla más real. Y puedo asegurar que me da más placer que una mujer de carne y hueso".

"Me da más placer que una mujer real"

hace-ocho-anos-que-vive___knJc_qrkp_1200x630__1

El sitio web de los creadores muñeca del sexo, Abyss, indica que sus creaciones tienen “labios ultra-realistas que son elásticos y la mandíbula posee bisagras que le permite abrir y cerrarse en un modo muy real, para dar mayor placer durante el sexo oral”.

Cuando un robot como Taffy se enchufa, esa muñeca fantástica, algo porno y futurista, se enciende como si fuera un pinball. Sus circuitos excitan sexualmente pero hay que decir que las muñecas son de un realismo increíble.

De los modelos Classic y RealDoll2, los clientes deben decidir entre once tipos de estructura corporal y 31 rostros distintos. Tienen para elegir más de 30 estilos y tonalidades de pezón, de tipo de piel y labios, de color de cabello y ojos, de vello púbico (recortado, natural, abundante, afeitado), de cejas, de lenguas y de tatuajes.

Las creaciones pueden medir entre 1,30 y 1,75 metros, y pesar entre 27 y 56 kilos. El modelo que ahora está haciendo furor tiene como medidas 100 de pechos, 60 de cintura y otros 100 en su voluminoso trasero que lleva implantes de gel para que se bambolee más.

Los robots sexuales se han vuelto mucho más sofisticados en los últimos años y los expertos dicen que para que puedan caminar y hablar no falta mucho tiempo. Su fabricación es un trabajo de artesanos.

El robot Roxy Gold otro modelito de la compañía, ofrece opciones que incluyen “latidos del corazón, sistema circulatorio, y la capacidad de hablar con usted acerca de fútbol”.

David cierra con su opinión: "Si pudiera presionar un botón en este momento y tener la opción de tener sexo con un robot o una mujer de verdad, me quedaría con la robot todo el tiempo… Bueno, la mayoría del tiempo”.

UGBOPKHPXVBQBFQWWO3YD2WV3YMaría Becerra elogió a Tini: “Te admiro de acá a la China”

Fuente: Clarín

Te puede interesar