Luz y Gas: Guzmán afirmó que no subirán más las tarifas

Economía 30 de mayo de 2022 Por LPTV
El ministro dijo que no habrá más aumentos para lo que resta del año. Sigue pendiente la quita de subsidios y subas a los sectores de mayores ingresos.
martin-guzman-y-un-desafio___LazEDq8X3_1256x620__1
GUZMÁN DEFENDIÓ EL NUEVO ESQUEMA TARIFARIO EN LUZ Y GAS.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, prometió que el incremento de tarifas anunciado para junio será "el último del año". Y sus declaraciones profundizaron las dudas acerca de la implementación de la “segmentación”.

Ese mecanismo, que implica la quita de subsidios a la luz y el gas para el 10% de la población de mayores ingresos, estaba previsto -originalmente- para junio. Pero el Gobierno no llegó. Aplicó las subas de luz y gas para las que hizo audiencia pública, pero no avanzó en esa herramienta.  Y, tras la frase de Guzmán, sobre el “último aumento del año”, se ahondaron los interrogantes sobre si llegará a concretarse.

"El de junio es el último aumento de tarifas del año", expresó Guzmán en declaraciones a AM750 ​y argumentó: "Si había dudas sobre el programa económico, ahora no queda ninguna. Cumplimos con todo lo que prometimos: ya está resuelto lo de tarifas y se cerraron la mayoría de las paritarias".

"En tarifas se hizo exactamente lo que se había anunciado en el programa económico, que es tener un esquema en donde se segmentan las actualizaciones". El Gobierno dividió los aumentos: 20% para los sectores de menos ingresos (tarifa social) y 40%-42% para el resto de los clientes. Pero el ministro también había hecho hincapié en la necesidad de remover subvenciones a los sectores de mayores ingresos. Allí se va el grueso de los subsidios energéticos. Guzmán califica al esquema como de "pro-ricos" y machacó que ningún país crece con "3% a 4% en subsidios energéticos" en  ocasiones anteriores.

En el Ministerio de Economía se consultó sobre si la segmentación sigue en pie o ya fue descartada para este año. “Trabajan en la segmentación sobre la base de estas tarifas sin más subas durante este año”, expresaron en esa cartera. “En algún momento a partir de junio podrían estar rigiendo”, agregaron. De ese modo, las declaraciones del ministro acerca de que no habrá nuevos aumentos se referían al 90% de la población que recibiría algún tipo de subsidio. Para aquellos que paguen la tarifa plena, sus boletas registrarían algún aumento más.

Por su parte, en el sector energético creen que la segmentación ya quedó superada. Que Guzmán instruyó a Economía para decir que "sigue en pie" para no quedar políticamente debilitado. "La segmentación termina en una suba de tarifas. Y el ministro acaba de decir que ya no subirán más", entienden empresarios de servicios públicos.

La segmentación de tarifas

Las palabras de Guzmán se prestan a la confusión. La segmentación es una “quita de subsidios”, es decir que el Estado decide dejar de dirigir subvenciones a ciertos sectores. De aplicarla, Guzmán estaría -técnicamente- cumpliendo con sus expresiones, ateniéndose a argumentos técnicos.

Como contrapartida, la “quita de subsidios” implicará aumentos en las boletas. Los sectores subvencionados perderán la asistencia estatal y eso representará una suba que puede llegar hasta el 200% en sus facturas. En ese sentido, Guzmán incumpliría lo prometido y habría subas. La gente terminará finalmente pagando más y la voz del ministro habrá quedado desautorizada.

“En cuanto apliquen la segmentación de subsidios al 10% de los residenciales, las boletas les aumentarán un 200% aproximadamente. Y, por lo tanto, los aumentos no habrán terminado”, explica Alejandro Einstoss, especialista en asuntos energéticos, profesor y consultor.

Una interpretación posible es que Guzmán hizo referencia a lo que pasará al 90% de los usuarios -que ya tuvieron estos dos aumentos (marzo y junio)- y “olvidó” al 10% de mayores ingresos? En ese sector, de aplicarse la segmentación, seguirá habiendo subas.

En el kirchnerismo energético, donde rechazan la segmentación, entienden que las palabras de Guzmán están sellando la suerte de la segmentación. “Se dio cuenta que no sirve, que es inaplicable y trae más problemas”, se excusan.

La batalla por la segmentación y los subsidios energéticos viene dominando la escena en el Frente de Todos (ver pág). El kirchnerismo, tras las declaraciones de Guzmán, se sentía victorioso. En el campo de Guzmán mandaron a decir que la "segmentación" se mantiene, pero fueron escuetos en los detalles al respecto.

Argentina destinó US$ 11.000 millones a subsidios energéticos en 2021. En su entendimiento con el FMI, el ministro había planteado que planeaba reducir en un 0,6% del PBI esas erogaciones (eran aproximadamente US$ 3.000 millones).

Por la suba de precios internacionales, la previsión es que los subsidios seguirán creciendo y podrían rozar los US$ 20.000 millones. A partir de los dos aumentos (que totalizan un 40% para el grueso de los clientes), podría haber cierto ahorro fiscal, pero hasta ahora Economía no puntualizó de cuánto se trataría.

Fuente: Clarín

FUNXDmo9V_1300x655__1Impulsan un nuevo alivio para monotributistas y autónomos

Te puede interesar