Detuvieron a un subcomisario con dos autos robados

Actualidad 24 de mayo de 2022 Por Los Primeros TV
Se desempeñaba como subjefe de la seccional 12ª del barrio Ludueña. Los coches habían sido sustraídos en Buenos Aires. Uno tenía la patente de un patrullero.
WHZY34A4OFFRDPLCOG2ES72NAQ
La Comisaría 12ª del barrio Ludueña donde el detenido era subjefe

Un subcomisario de 42 años fue aprehendido en la tarde de este lunes en Rosario después de que le encontraran en su domicilio dos vehículos robados en Buenos Aires con los dominios cambiados –uno de ellos, con la patente de un patrullero fuera de servicio–. El oficial actualmente se desempeñaba como subjefe de la seccional 12ª de barrio Ludueña, uno de las zonas más conflictivas de la criminalidad de la ciudad.

La investigación que encabeza el fiscal provincial Gonzalo Fernández Bussy se inició a partir de una denuncia de noviembre pasado sobre un faltante de varios vehículos del depósito de automotores que está ubicado en la zona sudoeste de Rosario, cerca del predio de la Jefatura de la Policía de Ovidio Lagos al 5200.

El faltante de esos vehículos no fue denunciado oportunamente, según se desprende de un informe de la División Judiciales de la Unidad Regional II. Además, también en ese depósito automotor hubo incendios que, al menos, llamaron la atención del fiscal, ya que tampoco encontró datos oficiales sobre esos coches quemados.

La persona que figuraba como jefe de ese depósito era Iván A., el subcomisario de 42 años ahora preso, que había sido sacado de su función entre febrero y marzo de este año. Luego, fue asignado a la Comisaría 7ª y, posteriormente, a la seccional 12ª, donde cumplió tareas hasta este lunes. De acuerdo a fuentes oficiales, será desplazado de su cargo hasta que se determine su responsabilidad en los hechos investigados.

Este lunes, el fiscal Fernández Bussy ordenó a la División Judiciales que allane la casa de Iván A. En el interior se encontró una camioneta Amarok y un Vento sobre los que el subcomisario no pudo aportar documental que exhiba las operaciones de compra.

Los guarismos de los vehículos en el sistema arrojaron un dato sorprendente para los investigadores: figuraban denunciados como robados en jurisdicción de Buenos Aires en 2019. Una situación llamativa se dio con la camioneta Amarok. Además de haber sido robada, tenía el dominio de un móvil policial que en el sistema informático figuraba como “fuera de servicio por estar inutilizable”.

EWXPTWB6LZCDHMKQR2UT5YFGAIUn policía se defendió a los tiros cuando quisieron robarle

Al subcomisario Iván A. se le formó causa penal por encubrimiento agravado y por incumplimiento en los deberes de funcionario público. Pero ante el resultado del allanamiento, también podría ser imputado por hurto, por la sustracción de la patente de una camioneta policial para uso personal.

Pero no es el único policía bajo sospecha en la investigación de Fernández Bussy. Hay medidas en curso para avanzar con responsabilidades de otros uniformados que, posiblemente, hayan participado de alguna presunta maniobra irregular con los vehículos del depósito automotor.

La comisaría 12ª, bajo la lupa

La seccional donde Iván A. cumplía funciones como subjefe fue objeto el jueves de la semana pasada de una inspección ordenada por Pablo Socca, otro fiscal provincial que ingresó al edificio policial ante la sospecha de que había estado detenido allí un presunto narco y no se había informado al Ministerio Público de la Acusación (MPA).

En ese procedimiento se sacaron fotocopias a los libros de ingreso y egreso a la comisaría, y también se solicitó la planilla de oficiales que trabajaron entre el 14 y el 17 de mayo, período que está bajo investigación.

Esa misma seccional fue atacada a balazos el 19 de febrero pasado. En esa misma jornada también dispararon en moto contra la subcomisaría 24ª, también situada en la zona Noroeste de Rosario. Posteriormente, hubo allanamientos y detenidos con armas de fuego.

Fuente: Infobae

Te puede interesar